¿Cómo se puede defender a la gente como ellos?

¿Cómo se puede defender a la gente como ellos?

¿Cómo se puede defender a la gente como ellos?

Cada vez que hay un crimen sensacional, especialmente un acto de terrorismo, mis amigos, compañeros de trabajo y clientes, me preguntan, “¿Cómo se puede defender a la gente de esa manera?”. Recientemente me han preguntado muchas personas si pudiera defender el hermano del sobreviviente Tsarneav, quien está acusado de ser uno de los terroristas en el caso de la maratón de Boston.

Como abogado de defensa criminal, me piden a menudo defender a los individuos y las causas que no son populares. En el sistema de justicia penal, el abogado de defensa, es la única persona en el sistema que lucha por los derechos del acusado.
Hay una larga tradición americana de los abogados que defienden lo no popular. John Adams, el segundo presidente de los Estados Unidos, defendió al Capitán Británico Preston por su papel en la masacre de Boston, cuando varios soldados británicos dispararon a los desarmados estadounidenses. A pesar de la defensa de “ese tipo de personas”, el Sr. Adams hizo lo no popular en un corto plazo, él todavía encontró que está en forma para ser un presidente de los Estados Unidos. Incluso muchos historiadores norteamericanos no saben que Abraham Lincoln era un abogado de defensa criminal.

La respuesta corta es sí: ” Yo defendería a Dzhokhar Tsarnaev porque como abogado de defensa criminal que soy, mi deber es ayudar a todas las personas acusadas”. Yo no soy un juez para juzgar a las personas, pero mi profesión me obliga a desentrañar y exponer lo bueno que hay en todos nosotros. A menudo comento en mis sentencias criminales, “ninguno de nosotros es tan malo que el peor acto que hayamos cometido en nuestra vida.” Como abogado penalista, mi trabajo es ser un portavoz donde es necesario ser lo menos elocuente posible, por que debo asegurarme de que todas las evidencias se presenten ante el juez, el fiscal y si es necesario, el jurado.

Uno de los abogados de defensa criminal que más admiro es Judy Clarke. Ella desinteresadamente dedica su vida defendiendo a las personas, de la gente, que las mismas podrían considerar la escoria de la sociedad. Ella va donde existe la pena de muerte, pero al finalizar su colaboración en cada caso, casi nunca se ejecuta. Ella defendió exitosamente al Unibomber, Susan Smith, el hombre que mató al juez de la Corte del Distrito y al representante herido de los Estados Unidos en el estado de Arizona. Ahora, por suerte, Judy hace parte del equipo de defensa del señor Tsarnaev.

La mayoría de los ciudadanos no se dan cuenta del estrés y la fatiga que produce la defensa de la sociedad no popular, donde la vida del abogado se ve afectada por que a menudo recibe amenazas de muerte y odio como felicitaciones por su trabajo.
En el caso del Sr. Tsarnaev, puedo ver muchas posibilidades de una defensa. Parece que él estaba fuertemente bajo la influencia de su hermano mayor. Primeramente, se presume que es inocente, y hasta la fecha el público no tiene todos los hechos contundentes de este caso trágico. También él cuenta con una completa falta de registro de violencia que hace que su caso sea preocupante y confuso. A veces una buena defensa implica la lucha por la vida de un cliente como el Sr. Tsarnaev para salvarlo de una ejecución.

Como abogado de defensa en San Diego, debo estar preparado para luchar, aún con gran sacrificio por el bienestar de mi estado físico y mental. Muchas veces mis clientes no son personas que me gustaría invitar a cenar, pero todavía estoy orgulloso de defenderlos.
Más abogados de defensa criminal necesitan seguir con la tradición de John Adams y Judy Clarke. Cada vida humana, incluso la de los acusados de crímenes atroces es sagrada. Me siento orgulloso de ser parte de un sistema que mantiene al gobierno con el más alto nivel de prueba y de ser como un cliente que escribe acerca de sí mismo, “saliendo de una generación rara y desaparecida de abogados de defensa criminal, quien es un verdadero luchador por sus clientes”.

Sí, sería difícil por muchas razones defender al Sr. Tsarnaev, pero me gustaría hacerlo sin reservas.

By |2018-10-31T05:04:07+00:00March 20th, 2018|Pensamientos ES|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment