La Ley Federal Criminal & Una Cultura de Informantes

La Ley Federal Criminal & Una Cultura de Informantes

La Ley Federal Criminal & Una Cultura de Informantes

Cuando yo fui fiscal, fui entrenado para desconfiar de los informantes y los otros acusados. ¿Quién tiene un motivo más fuerte para mentir que una persona que está acusado de un delito y que no tiene defensa? Las cárceles están llenas de informantes que están constantemente escuchando a otros presos para poder “chismear” sobre ellos y que su sentencia sea reducida.

Para aquellas personas que no son parte de la cultura del derecho penal, hay algo ofensivo sobre individuos que informan sobre los demás. De hecho, el país de Cuba tiene una organización llamada Comité para una Revolución Democrática o “CDR”. La organización está compuesta por capitanes que controlan cada barrio y que reportan cualquier actividad sospechosa al lider más arriba en la cadena. Corea del Norte también emplea un sistema donde los niños son criados para denunciar incluso a sus propios padres cuando cometen delitos o cuando están en desacuerdo con el régimen.

El sistema federal en los tribunales penales no es tan diferente. El sistema federal prevé una reducción de la pena en los siguientes casos:

5K1.1. Asistencia sustancial a las Autoridades (Declaración de Política)
1. A moción del gobierno que indica que el acusado ha prestado asistencia sustancial en la investigación o en la persecución de otra persona que haya cometido un delito, el tribunal podrá empezar por las sugerencias.
(a) La reducción apropiada será determinada por el tribunal en los términos expuestos que pueden incluir, pero no se limitan a, la consideración de los siguientes:
(1) Evaluación de la corte de la importancia y utilidad de la información de la parte demandada, teniendo en cuenta la evaluación del gobierno de la información presentada;
(2) la veracidad, integridad y confiabilidad de cualquier información o testimonio proporcionado por el demandado;
(3) la naturaleza y alcance de la asistencia de la parte demandada;
(4) cualquier daño sufrido, o cualquier peligro o riesgo de lesiones para el acusado o su familia como consecuencia de su asistencia;
(5) la antigüedad de la información del acusado

Hay varios problemas con este modelo de “justicia”. En primer lugar, las partes más culpables generalmente tienen la mayoría de la información para dar y reciben a menudo las sentencias más indulgentes. En segundo lugar,el control del gobierno al imponer la propuesta para ayudar al gobierno,a pesar de que los casos judiciales han dicho que el gobierno tiene que usarlo como buena fe. Por último, los acusados que se enfrentan a una cantidad considerable de tiempo están en la posicion de mentir con frecuencia para obtener el mayor beneficio posible. .

Desafortunadamente, muchos fiscales federales sienten que no pueden procesar un caso a menos que tengan informantes o coacusados listos para testificar por ellos. Por el contrario, el buen trabajo de la policía hace que el uso de un informante innecesario en la mayoría de los casos.

En mi despacho de abogados, reconozco que la decisión de convertirse en un informante es de carácter personal. Informare a todos mis clientes de los beneficios potenciales para proporcionar “asistencia sustancial”, de igual manera también explicaré los muchos riesgos y peligros. También me esfuerzo por aprender a fondo de todos los individuos que proporcionan evidencia en contra de mi cliente el darse cuenta de que muchas veces tienen un fuerte motivo para mentir, ya que pueden estar recibiendo dinero del gobierno para ser un informante, que pueden estar trabajando para tener cargos retirados contra ellos, y pueden tener nada que perder para brindar falso testimonio.

El sistema federal de justicia penal debe esforzarse más hacia un modelo de fiabilidad que el riesgo de falsas convicciones es menor porque el testimonio de informantes y soplones se usa con moderación y sólo cuando se demuestre que la información es exacta.

By |2018-10-31T05:04:15+00:00March 19th, 2018|Pensamientos ES|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment