(ES) Informantes y Juramento Falso

(ES) Informantes y Juramento Falso

(ES) Informantes y Juramento Falso

En los años 1980, cuando yo era fiscal (difícil de creer), tuve un jefe en Anchorage Alaska que me ayudó a convencerme firmemente que iba a ser mucho mejor ayudar a la gente que poner a la gente en la cárcel.

La única cosa positiva que puedo decir de él es que tenía una desconfianza muy merecida hacia los informantes, él siempre nos dijo que los “soplones” no eran fiables y normalmente peor que la gente que era procesada, definitivamente nos prohíbe el uso de informantes, sin su permiso y en estos años, fue el único punto que alguna vez estuve de acuerdo con él . Ahora parece que tanto el gobierno federal y el gobierno estatal no pueden hacer sus casos sin tener que depender en gran medida de informantes. Yo en el transcurso de mi carrera he enjuiciado con éxito en más de un centenar de casos sin una vez tener que utilizar el testimonio de un informante.

Cualquier persona que se encuentra encarcelada en peligro de que una “madrina”, “sapo”, o “dedo” vaya a mentir, simplemente para tratar de salir de la cárcel. Los tribunales de California han dado prácticamente a los informantes carta blanca para mentir, y por lo tanto, han alentado muchas falsas convicciones; se dice en la instrucción de jurado CALCRIM 336 que el testimonio de un solo acusado en custodia consiste en dar un análisis exhaustivo. ¿Qué pasa con el informante en custodia el cual se ha dejado beneficiar por medio de miles de dólares dados para testificar falsamente en un caso, o el demandado que su caso ha sido desestimado y está fuera de la cárcel en un juicio?

California tiene una segunda instrucción jurado un poco confusa que no es mucho mejor, CALCRIM 334 requiere que el testimonio de un informante antes de que sea confirmada la condena pueda ser sostenida. Pero esta corroboración puede ser muy leve, basta con cualquier otra prueba de que el acusado ha cometido un delito; el Tribunal de Circuito Noveno de Apelaciones parece reconocer este problema mucho más que el Tribunal del Estado de California, no sólo las instrucciones del patrón advierten al jurado fuertemente sobre los beneficios recibidos por soplones, pero lo han hecho en realidad, cosa que California no, anular varias condenas por el testimonio de los acusados mintiendo. Para tener una idea mas clara se puede mirar Sivak vs Hardison y Maxwell vs Roe.

Una de las razones para obtener ayuda es contratar los servicios de un buen investigador y abogado puesto que hay muchos informantes desde la cárcel e informantes pagados muy dispuestos a mentir. Un buen abogado defensor e investigador a menudo puede exponer las mentiras, Ver, por ejemplo en mi caso California Jamal vs Kasim donde el tribunal revocó debido a las muchas mentiras por parte de los informantes en la que el gobierno se complica. A menudo, la fiscalía sólo se encoge de hombros y dice. “Es para el jurado determinar la credibilidad.”

Aparte de la identificación errónea, hay individuos probablemente mas falsamente en la cárcel e incluso ejecutados por los informantes que mienten. En las Oficinas Legales de Russell Babcock somos expertos en desentrañar las mentiras de los informantes y asegurar que nuestros clientes no están condenados por falso testimonio.

Puede que haya sido un mal jefe, pero tiene mucha razón sobre los informantes.

By |2018-10-31T05:04:17+00:00March 3rd, 2018|Pensamientos ES|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment